Secciones

Categorias

Archivos

Enlaces

Contador

Meta

Nov

SAN JUAN DE AVILA.-

Director espiritual de San Juan de Dios
6 de enero 1499- +10 de mayo de 1569
Fiesta: 10 de mayo

 
Ver su tratado sobre la vida espiritual: Audi Filia
jaen.es/Juan_Avila.htm
 Se le atribuye el famoso soneto Al Cristo Crucificado
 
Aportado por el Padre José María González Ruiz basado en la obra del padre Juan Esquerda Bifet.
   
Homilía el Miércoles de Ceniza”Acuérdate, hombre, que eres ceniza, dice Dios; acuérdate del pecado que te consumió y del fuego que te tornó ceniza; acuérdate de que para remediar esos males, hizo Dios por ti lo que hizo. Para remediar esto vino Dios y Él mismo fue abrasado de amor y hecho ceniza, fue trabajado, sudó, cansó, fue perseguido y afrentado, crucificado por ti.Toma la ceniza de Cristo; toma la memoria de su Pasión; acuérdate que el obedeció más al Padre que tú pecaste; que agradó El más que desagradaste tú. Toma la memoria de Jesucristo crucificado; júntala con agua viva. No se te pide sino que te sujetes a la Iglesia, digas a Dios que pequé contra ti, pésame de haber ofendido a mi Dios, que eres, Señor, incomprensible bien. El pone los sacramentos; pon tú un poco de agua viva de contrición. ¿Cómo no te pesará de haber ofendido a quien se puso por ti en la cruz?”

Infancia y formación sacerdotal

San Juan de Ávila nació el 6 de enero de 1499 (o 1500) en Almodóvar del Campo (Ciudad Real), de una familia profundamente cristiana. Sus padres, Alfonso de Ávila (de ascendencia israelita) y Catalina Jijón, poseían unas minas de plata en Sierra Morena, y supieron dar al niño una formación cristiana de sacrificio y amor al prójimo. Son conocidas las escenas de entregar su sayo nuevo a un niño pobre, sus prolongados ratos de oración, sus sacrificios, su devoción eucarística y mariana.

Probablemente en 1513 comenzó a estudiar leyes en Salamanca, de donde volvería después de cuatro años para llevar una vida retirada en Almodóvar. A pesar de llamarlas ‘leyes negras’ los estudios de Salamanca dejaron huella en su formación eclesiástica, como puede constatarse en sus escritos de reforma. Esta nueva etapa en Almodóvar, en casa de sus padres, viviendo una vida de oración y penitencia, durará hasta 1520. Pues aconsejado por un religioso franciscano, marchará a estudiar artes y teología a Alcalá de Henares (1520-1526). De esta etapa en Alcalá existen testimonios de su gran valía intelectual, como así lo atestigua el Mtro. Domingo de Soto. Allí estuvo en contacto con las grandes corrientes de reforma del momento. Conoció el erasmismo, las diversas escuelas teológicas y filosóficas y la preocupación por el conocimiento de las Sagradas Escrituras y los Padres de la Iglesia. También trabó amistad con quienes habían de ser grandes reformadores de la vida cristiana, como don Pedro Guerrero, futuro arzobispo de Granada, y posiblemente también con el venerable Fernando de Contreras. Incluso pudo haber conocido allí al P. Francisco de Osuna y a San Ignacio de Loyola.

Primeros años de sacerdocio

Durante sus estudios en Alcalá, murieron sus padres. Juan fue ordenado sacerdote en 1526, y quiso venerar la memoria de sus padres celebrando su Primera Misa en Almodóvar del Campo. La ceremonia estuvo adornada por la presencia de doce pobres que comieron luego a su mesa. Después vendió todos los bienes que le habían dejado sus padres, los repartió a los pobres, y se dedicó enteramente a la evangelización, empezando por su mismo pueblo.

Un año después, se ofreció como misionero al nuevo obispo de Tlascala (Nueva España), Fr. Julián Garcés, que habría de marchar para América en 1527 desde el puerto de Sevilla. Con este firme propósito de ser evangelizador del Nuevo Mundo, se trasladó san Juan de Ávila a Sevilla, donde mientras tanto se entregó de lleno al ministerio, en compañía de su compañero de estudios en Alcalá el venerable Fernando de Contreras. Ambos vivían pobremente, entregados a una vida de oración y sacrificio,  de asistencia a los pobres, de enseñanza del catecismo.

Esta amistad y convivencia con Fernando de Contreras, fueron posiblemente las que motivaron el cambio de las ansias misioneras de Juan de Ávila. El P. Contreras habló con el arzobispo de Sevilla, D. Alonso Manrique, y éste le ordenó a Juan que se quedara en las ‘Indias’ del mediodía español. El mismo arzobispo quiso conocer personalmente la valía del nuevo sacerdote y le mandó predicar en su presencia. Juan de Ávila contaría después la vergüenza que tuvo que pasar; orando la noche anterior ante el crucifijo, pidió al Señor que, por la vergüenza que él pasó desnudo en la cruz, le ayudara a pasar aquel rato amargo. Y cuando, al terminar el sermón, le colmaron de alabanzas, respondió: <<Eso mismo me decía el demonio al subir al púlpito.

Durante algún tiempo continuó el ministerio juntamente con Fernando de Contreras. Pronto se dirigió a predicar y ejercer el ministerio en Écija (Sevilla). Uno de sus primeros discípulos y compañero fue Pedro Fernández de Córdoba, cuya hermana de catorce años, D.ª Sancha Carrillo (ambos hijos de los señores de Guadalcázar, Córdoba), comenzó una vida de perfección bajo la guía del Maestro Ávila. La que habría sido dama de la emperatriz Isabel, pasó a ser (después de confesarse con san Juan de Ávila) una de las almas más delicadas de la época y destinataria de las enseñanzas del Maestro en el Audi, Filia, preciosa pieza espiritual del siglo XVI y único libro escrito por Juan de Ávila. Su predicación se extendía también a Jerez de la Frontera, Palma del Río, Alcalá de Guadaira, Utrera…, juntamente con la labor de confesionario, dirección de almas, arreglo de enemistades.

Pero su presencia en Écija pronto le va a acarrear las enemistades y la persecución. El primer incidente ocurrió cuando un comisario de bulas impidió la predicación de Juan para poder predicar él la bula de que era comisario. El auditorio, sin embargo, dejó al bulero solo en la iglesia principal y fue a escuchar a Juan de Ávila en otra iglesia. Después del suceso, el comisario de bulas, en plena calle, propinó una bofetada a Juan. Éste se arrodilló y dijo humildemente: <<emparéjeme esta otra mejilla, que más merezco por mis pecados>>. Este hecho y las envidias de algunos eclesiásticos, llevaron precisamente a los clérigos a denunciar a San Juan de Ávila ante la Inquisición sevillana en 1531.

Procesado por la Inquisición

Desde 1531 hasta 1533 Juan de Ávila estuvo procesado por la Inquisición. Las acusaciones eran muy graves en aquellos tiempos: llamaba mártires a los quemados por herejes, cerraba el cielo a los ricos, no explicaba correctamente el misterio de la Eucaristía, la Virgen había tenido pecado venial, tergiversaba en sentido de la Escritura, era mejor dar limosna que fundar capellanías, la oración mental era mejor que la oración vocal… Todo menos la verdadera acusación: aquel clérigo no les dejaba vivir tranquilos en su cristianismo o en su vida ‘clerical’. Y Juan fue a la cárcel donde pasó un año entero.

Juan de Ávila no quiso defenderse y la situación era tan grave que le advirtieron que estaba en las manos de Dios, lo que indicaba la imposibilidad de salvación; a lo que respondió: <<No puede estar en mejores manos>>. San Juan fue respondiendo uno a uno todos los cargos, con la mayor sinceridad, claridad y humildad, y un profundo amor a la Iglesia y a su verdad. Y aquél que no quiso tachar a los cinco testigos acusadores, se encontró con que la Providencia le proporción 55 que declararon a su favor.

Este tiempo en la cárcel produjo sus frutos interiores, al igual que lo hiciera con san Juan de la Cruz. En ella escribió un proyecto del Audi, Filia, pero sobre todo, como él nos cuenta, allí aprendió, más que en sus estudios teológicos y vida anterior, el misterio de Cristo. Juan fue absuelto. Pero lo que más humillante fue la sentencia de absolución: “Haber proferido en sus sermones y fuera de ellos algunas proposiciones que no parecieron bien sonantes”, y le mandan, bajo excomunión, que las declare convenientemente, donde las haya predicado.

Viajes y ministerio desde 1535 a 1554

En 1535 marcha Juan de Ávila a Córdoba, llamado por el obispo Fr. Álvarez de Toledo. Allí conoce a Fr. Luis de Granada, con quien entabla relaciones espirituales profundas. Organiza predicaciones por los pueblos (sobre todo por la Sierra de Córdoba), consigue grandes conversiones de personas muy elevadas, entabla buenas relaciones con el nuevo obispo de Córdoba, D. Cristobal de Rojas, que quien dirigirá las Advertencias al Concilio de Toledo.

La labor realizada en Córdoba fue muy intensa. Prestó mucha atención al clero, creando centros de estudios, como el Colegio de San Pelagio (en la actualidad el Seminario Diocesano), el Colegio de la Asunción (donde no se podía dar título de maestro sin haberse ejercitado antes en la predicación y el catecismo por los pueblos). Explica las cartas de san Pablo a clero y fieles. Un padre dominico, que primero se había opuesto a la predicación de san Juan, después de escuchar sus lecciones, dijo: <<vengo de oír al propio san Pablo comentándose a sí mismo.

Córdoba es la diócesis de san Juan de Ávila, tal vez ya desde 1535, pero con toda seguridad desde 1550. Allí le vemos cuando murió D.ª Sancha Carrillo, en 1537, de quien escribió una biografía que se ha perdido. Predica frecuentemente en Montilla, por ejemplo la cuaresma de 1541. Y las célebres misiones de Andalucía (y parte de Extremadura y Castilla la Mancha) las organiza desde Córdoba (hacia 1550-1554). Juan recibiría en Córdoba el modesto beneficio de Santaella, que le vinculó a la diócesis cordobesa para lo restante de su vida. En el Alcázar Viejo de Córdoba reuniría a veinticinco compañeros y discípulos con los que trabajaba en la evangelización de las comarcas vecinas.

A Granada acudió san Juan de Ávila, llamado por el arzobispo D. Gaspar de Avalos, el año 1536. Es en Granada donde tiene lugar el cambio de vida de san Juan de Dios; en la ermita de san Sebastián, oyendo a san Juan de Ávila, Juan Cidad, antiguo soldado y ahora librero ambulante, se convirtió en san Juan de Dios. En numerosas ocasiones san Juan de Dios a Montilla para dirigirse espiritualmente con el Maestro Ávila, convirtiéndose en su más fiel discípulo.

El duque de Gandía, Francisco de Borja, fue otra alma predilecta influida por la predicación de san Juan de Ávila; las honras fúnebres predicadas por éste en las exequias de la emperatriz Isabel (1539) fueron la ocasión providencial que hicieron cambiar de rumbo la vida del futuro general de la Compañía.

En Granada lo vemos formando el primer grupo de sus discípulos más distinguidos. En Granada también, en 1538 están fechadas las primeras cartas de san Juan de Ávila que conocemos. En los años sucesivos vemos a san Juan de Ávila en Córdoba, Baeza, Sevilla, Montilla, Zafra, Fregenal de la Sierra, Priego de Córdoba. La predicación, el consejo, la fundación de colegios, le llevan a todas partes.

La cuaresma de 1545 la predicó en Montilla. Su predicación iba siempre seguida de largas horas de confesionario y de largas explicaciones del catecismo a los niños; éste era un punto fundamental de su programa de predicación.

Los colegios de san Juan de Ávila.

En todas las ciudades por donde pasaba, Juan de Ávila procuraba dejar la fundación de algún colegio o centro de formación y estudio. Sin duda, la fundación más celebre fue la Universidad de Baeza (Jaén). La línea de actuación que allí impuso era común a todos sus colegios, como puede verse plasmada en los Memoriales al Concilio de Trento, donde pide la creación de seminarios, para una verdadera reforma de la Iglesia y del clero.

SAN-JUAN-DE-AVILA-DOCTOR-DE-LA-IGLESIA1.jpg

SAN-JUAN-DE-AVILA-DOCTOR-DE-LA-IGLESIA1.jpg

Post tags:

Nov

PEDRO SÁNCHEZ ,NI FÚ,NI FÁÁ,NI CHICHA,NI LIMONÁ.-

PEDRO SÁNCHEZ ,NI FÚ,NI FÁÁ,NI CHICHA,NI LIMONÁ.-

 

DON PEDRO SÁNCHEZ LE DICE  POPULISTAS A LOS MIEMBROS DE PODEMOS EN RUEDA DE PRENSA187032

DON PEDRO SÁNCHEZ LE DICE POPULISTAS A LOS MIEMBROS DE PODEMOS EN RUEDA DE PRENSA187032

PEDRO SANCHEZ ,QUIERE ESTAR SIEMPRE EN LOS MEDIOS.-

PEDRO SANCHEZ ,QUIERE ESTAR SIEMPRE EN LOS MEDIOS.-

PEDRO SÁNCHEZ ,LA RISA NO LE FALTA.-

PEDRO SÁNCHEZ ,LA RISA NO LE FALTA.-

BLÁ,BLÁ,BLÁ,imagesCAF6QGXM

BLÁ,BLÁ,BLÁ,imagesCAF6QGXM

MIRÁNDOSE EN EL ESPEJO PARA QUE VEAMOS QUE GUAPO ES.- 8SIETE9untitled

MIRÁNDOSE EN EL ESPEJO PARA QUE VEAMOS QUE GUAPO ES.- 8SIETE9untitledDON PEDRO SÁNCHEZ ,SECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO SOCIALISTA.-

LOS 100 AÑOS DE HONRADEZuntitled

LOS 100 AÑOS DE HONRADEZuntitled

LOS DOS TRANS-SISTORES SIN SONIDOimages

LOS DOS TRANS-SISTORES SIN SONIDOimages

EL MULTIMILLONARIO DON FELIPE GONZALEZ MARQUESuntitled

EL MULTIMILLONARIO DON FELIPE GONZALEZ MARQUESuntitled

TERRORISMO DE ESTADOimagesCA7JLTPK

TERRORISMO DE ESTADOimagesCA7JLTPK

AHORA  VIENDO LAS DECLARACIONES QUE HACE  EL SEÑOR  DON PEDRO SÁNCHEZ, SECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL -PSOE, EN VARIADÍSIMOS TEMAS,HE LLEGADO A LA CONVENCIMIENTO,QUE DICHO PARTIDO,POCO A POCO SE HA IDO CONVIRTIENDO,CASI EN LA MISMA IDEOLOGÍA DEL PARTIDO POPULAR. YA NO HAY NADA DE SOCIALDEMÓCRATAS. MUY POCO DE UN PARTIDO DE IZQUIERDAS. SON MUY,MUY DE DERECHAS,IGUAL QUE EL PARTIDO GOBERNANTE. TANTO MONTA MONTA TANTO RAJOY COMO DON PEDRO SÁNCHEZ.-

ISIDORO CUANDO ERA SOCIALDEMOCRÁTA.-imagesCALZG15S LUEGO SE HIZO DE ORO

ISIDORO CUANDO ERA SOCIALDEMOCRÁTA.-imagesCALZG15S LUEGO SE HIZO DE ORO

PAROLE,PAROLE Y SIEMPRE PAROLES.-

BLÁ,BLÁ,BLÁ.-imagesCATY6IVZ

FULLERIAS,DE UN FULLEROimagesCAJ4EM65

FULLERIAS,DE UN FULLEROimagesCAJ4EM65

NO A LA OTAN ,SI,SI SI A LA OTÁNimagesCA5CYQ29

NO A LA OTAN ,SI,SI SI A LA OTÁNimagesCA5CYQ29

EN ÉPOCA DE ZAPATERO,ESCRBÍ ESTA ENTRADA:
¡¡ ADIÓS,ADIÓS,  SOCIAL DEMOCRÁCIA, ADIÓS ¡!
Ciao  ; BAY,BAY.;    Freund  icht  nie  sehen Sie  wieder
Cuando por culpa de un gobernante, el país entran en QUIEBRA: Las Instituciones, la economía, y el Estado de derecho, y por si fuera poco pierde las Elecciones, ese Gobernante por DIGNIDAD, y coherencia, si tiene valor, debe  poner su cargo a disposición  del Partido, y si no, DISOLVER  LAS CÁMARAS, Y  CONVOCAR   YÁ ELECCIONES.-
Cada día que pasa sin hacer esto, la poquita confianza que aún tiene, la perderá, aquí en España y sobre todo fuera de España.-
DEUDA Y DEFICIT DE ESPAÑA Y PORTUGAL
dpa
Con la enorme suma de más de € 7000 millones , de los países de la zona euro está en deuda.Con la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), los estados tienen un enorme paquete de rescate de hasta € 750 mil millones emocionado por países con una deuda que no está listo y se metió en dificultades financieras.dpa
Con la enorme suma de más de € 7000 millones , de los países de la zona euro está en deuda.Con la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), los estados tienen un enorme paquete de rescate de hasta € 750 mil millones emocionado por países con una deuda que no está listo y se metió en dificultades financieraL A   D E U D A   E N    E S P A Ñ A  :
El país ha presentado un plan de ahorro que ofrece para los próximos tres años, una reducción en el gasto de 50 millones de euros.Para 2010 y 2011 en Madrid anunció un ahorro adicional de 15 millones de €.Por primera vez en la historia reciente del país, los sueldos de los ministros y funcionarios se reducirá.Las inversiones públicas se comprimen.
El déficit presupuestario en 2009 se situó en 11,2 por ciento del PIB .La deuda total de la Secretaría de Estado de Hacienda fue por última vez el 55,2 por ciento del PIB, las estimaciones.Según Eurostat, hay cerca de € 560 mil millones
El gobierno portugués  en 2010 con el sorpresivo anuncio de la subida de impuestos.Impuestos sobre la renta se elevan, las empresas están cargados con un “impuesto de emergencia” adicional del 2,5 por ciento sobre todos los beneficios.El IVA aumentará de 20 a 21 por ciento.La remuneración de los políticos y gestores de las empresas públicas se debe reducir un cinco por ciento.
Así que Portugal va a reducir su déficit presupuestario del 9,4 por ciento del PIB al siete por ciento.La deuda total en 2009 correspondió a aproximadamente el 76,8 por ciento del PIB
L  A   D  E  U  D  A    E  N      E  U  R  O  P  A :
Con la enorme suma de más de € 7000 millones , de los países de la zona euro está en deuda.Con la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), los estados tienen un enorme paquete de rescate de hasta € 750 mil millones emocionado por países con una deuda que no está listo y se metió en dificultades financieras.no está listo y se metió en dificultades financieras.
No olvide Señor ZAPATERO: Miles de personas fuimos luchadores, nos apalearon, nos detuvieron, nos vejaron  en la Dirección General de Seguridad, (puerta del Sol),  para que en España hubiera una DEMOCRACIA. , sí, sí, sí, Democrácia  real.  Pero Vds.  Señor ZAPATERO ,tiene amnesia, y una paranoia inmensa:
Cuando Vds. Se presentó en el 2004 a las primeras elecciones, intervine  en  un programa del CANAL NORTE DE EXTREMADURA, en Plasencia (Cáceres),y pronostique todo lo que iba a pasar si Vds. salía elegido ; Allí , en aquel momento, me dijeron :”Hay  anunciado un mitin con  IBARRA  , y el Antonio Gutiérrez de CCOO” entonces,dije:  muchísimas cosas  de IBARRA ,y  del mayor traidor,y oportunista de la clase obrera: Antonio Gutiérrez. Le mandáis esta grabación, para que se enteren.-
Han pasado muchos años.NO ME EQUIVOQUE. ZAPATERO EL PEOR PRESIDENTE QUE HA TENIDO ESPAÑA.
Estoy seguro que los extremeños, qué  me oyeron ese día, no habrán olvidado mis palabras, porque fueron, como siempre: sin pelos en la lengua ” Hoy, les voy a pronosticar a estos señores, qué: A LA SOCIAL-DEMOCRACIA, LE QUEDA YA POCO TIEMPO DE VIDA. Estos señores, son: LOS LIQUIDADORES DEL SOCIALISMO REAL.-
Han prostituido la Democracia, han  hecho un daño irreparable al PSOE, a toda la izquierda; Han arruinado España, para muchísimos años.  Todos esos qué le han aplaudido en su discurso del Comité Federal, sí, sí, sí, esos DESCORBATADOS (aquel día) aplaudían  porque  son unos trágalas,  son  también responsables de  todo el  daño hecho  a España. Daño, que Vds. ya no pueden reparar.- NADIE LES CREE, y menos después del DEDAZO. Los “barones” , han tenido una ocasión  para empezar a : DESZAPATIZAR, pero…perdieron la ocasión.
Señor ZAPATERO, Vds. no son socialdemócratas. España empieza ya a:  D E S Z A P A T I Z A R.-
La social democracia la enterró su compañero Don Felipe González, cuando dijo: “Compañeros, hay  que dejar de ser Marxistas, para ser socialistas”. Llenó el partido de falsos socialistas,  vividores monárquicos y  franquistas facista, oportunistas sin  escrúpulos, ladrones, y matones.-
Aquella gentuza, nunca habían  leído a: Carlos Marx, Engels, Herzen Hegel, Rosa Luxemburgo, Lenin, y tantos,  y tantos pensadores,  luchadores de la socialdemocracia.-
DON FELIPE GONZALEZ, dijo a la socialdemocracia: ¡Aufviedersehen!, Good bay, Arrivederchi, ¡ADIOS PARA SIEMPRE!
Yo agrego: ¡¡¡  QUE DESCANSE EN PAZ!!!
Este artículo se ha publicado en varios sitios, también últimos trabajos,titulado:DEFENSORES DE LA MAFIA EN EL PODER.Nota: El articulo:Adiós,adiós,social democracia,Adiós, Adiós,lleva ya en Kaosenlared.net más de 200 lecturas.-
http://barcelona.indymedia.org/newswire/index.php
http://barcelona.indymedia.org/newswire/index.php
http://www.kaosenlared.net/noticia/defensores-mafias-del-poder


fotografía del periódico alemán DER ESPIEGEL

EL REY ABDICA.-

EL REY ABDICA.-

Nov

 

De W

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda

Para otros usos de este término, véase Montesquieu (desambiguación).

220px-Montesquieu_1

220px-Montesquieu_1

Charles Louis de Secondat, Baron de Montesquieu.

Charles Louis de Secondat, Señor de la Brède y Barón de Montesquieu (Château de la Brède, 18 de enero de 1689París, 10 de febrero de 1755), fue un cronista y pensador político francés que vivió en la llamada Ilustración.

Es uno de los filósofos y ensayistas ilustrados más relevantes en especial por la articulación de la teoría de la separación de poderes, que se da por descontada en los debates modernos sobre los gobiernos y ha sido introducida en muchas constituciones a lo largo del mundo.

Su pensamiento debe ser enmarcado dentro del espíritu crítico de la Ilustración francesa, patente en rasgos como la tolerancia religiosa, la aspiración de libertad y su concepto de la felicidad en el sentido cívico, si bien se desmarcará de otros autores de la época por su búsqueda de un conocimiento más concreto y empírico en oposición a la abstracción y método deductivo dominantes. Podemos decir que como difusor de la Constitución inglesa y teórico de la separación de poderes se encuentra muy cercano al pensamiento de Locke, en tanto que como autor de las Cartas persas podría situarse próximo a Saint-Simon. Sin embargo, el pensamiento del señor de La Brède es complejo y tiene esa personalidad propia que le convierte en uno de los pensadores más influyentes en el seno de la historia de las ideas políticas.

  MONTESQUIEU.

El objetivo del pensamiento político de Montesquieu, expresado en el Espíritu de las leyes, es elaborar una física de las sociedades humanas. Su modelo, tanto en contenido como metodología, está más en la línea de lo experiemntal que lo especulativo. Adopta el análisis histórico, basado en la comparación; arranca de los hechos, observando sus variaciones para extraer de ellas leyes.

En esta obra se nos ofrece, además de la descripción de las idiosincrasias nacionales, las diversas formas de gobierno y sus fundamentos, así como los condicionantes históricos e, incluso, climáticos de éstos, elaboró un novedoso enfoque de las leyes, los hechos sociales y la política: se desvane la clásica oposición entre las tesis iusnaturalistas y escépticas, que atribuían el fundamento de las leyes a la arbitrariedad de los legisladores: consideraba más bien que las leyes proceden de relaciones necesarias derivadas de la naturaleza de las cosas y las relaciones sociales, de forma que no sólo se opuso a la separación entre ley natural y ley positiva sino que consideraba que son complementarias.

Cada pueblo tiene las formas de gobierno y las leyes que son propias a su idiosincrasia y trayectoria histórica, y no existe un único baremo desde el cual juzgar la bondad o maldad de sus corpus legislativos. A cada forma de gobierno le corresponden determinadas leyes, pero tanto éstas como aquéllas están determinadas por factores objetivos tales como el clima y las peculiaridades geográficas que, según él, intervienen tanto como los condicionantes históricos en la formación de las leyes. No obstante, teniendo en cuenta dichos factores, se puede tomar el conjunto del corpus legislativo y las formas de gobierno como indicadores de los grados de libertad a los que ha llegado un determinado pueblo.

La filosofía política se transmuta en una filosofía moral cuando establece un ideal político que defiende es el de la consecución de la máxima libertad aunada a la necesaria autoridad política; rechaza abiertamente las formas de gobierno despóticas. Pero para garantizarla al máximo, Montesquieu considera que es imprescindible la separación de poderes. Muy influenciado por Locke, desarrolla la concepción liberalista de éste, y además de considerar la necesidad de separar el poder ejecutivo del poder legislativo, piensa que también es preciso separar el poder judicial. Esta separación de los tres poderes ha sido asumida y aplicada por todos los gobiernos democráticos posteriores.



Capítulo 1. De las leyes en general.

Las leyes en su más extenso significado, son las relaciones necesarias que se derivan de la naturaleza de las cosas; y, en este sentido, todos los seres tienen sus leyes: la divinidad (…) el mundo material (…) las inteligencias superiores al hombre (…) los brutos (…) los hombres (…) Estas reglas son un relación establecida constantemente (…) cada diversidad es uniformidad; cada cambio es constancia. (…)

El hombre como ser físico, lo mismo que los demás cuerpos, está gobernado por leyes invariables. Como ser inteligente, viola sin cesar las leyes que ha establecido Dios, y varía las que ha establecido él mismo; hace falta que se conduzca y, sin embargo, es un ser limitado; está sujeto a la ignorancia y al error, como todas las inteligencias finitas; incluso pierde los débiles conocimientos que posee. Como criatura sensible se encuentra sometido a mil pasiones; semejante ser podía olvidar a Dios en todo instante. Dios se lo recuerda por las leyes de la religión; semejante ser podía olvidarse en todo instante de sí mismo; los filósofos le han recordado por las leyes de la moral: hecho para vivir en sociedad podía olvidar a los demás; los legisladores le han hecho entrar en sus deberes por las leyes políticas y civiles.

Capítulo 2. De las leyes de la naturaleza.

Anteriores a todas estas leyes son las leyes de la naturaleza, llamadas así porque derivan únicamente de la constitución de nuestro ser. Para conocerlas bien, hay que considerar a un hombre antes del establecimiento de las sociedades. En semejante estado, las leyes que reciben serán las de la naturaleza.

La ley que imprimiendo en nosotros la idea de un creador nos lleva hacia él es la primera (…) por su importancia (…) pero no por el orden. El hombre en su estado natural tendría la facultad de conocer, pero no conocimientos. Es claro que sus primeras ideas no serían ideas especulativas. Pensaría en la conservación (…) Un hombre así sólo sería consciente, al principio de su debilidad; su timidez sería extremada. (…) En estas condiciones cada uno se sentiría inferior a los demás o, todo lo más, igual, de modo que nadie intentaría atacar a otro. La paz sería, pues, la primera ley natural. (…)

Al sentimiento de su debilidad (…) uniría el sentimiento de sus necesidades, y, así, otra ley natural sería la que le inspirase la búsqueda de alimentos. (…) el temor (…) el placer (…) la atracción (…) (…) el conocimiento (…) constituiría la tercera. (…) Y el deseo de vivir en sociedad es la cuarta ley natural.

Capítulo 3. De las leyes positivas.

Tan pronto como los hombres se hallan en sociedad, pierden el sentimiento de su debilidad; cesa la igualdad que existía entre ellos, y comienza el estado de guerra.

Cada sociedad particular llega a sentir su fuerza, lo que produce un estado de guerra de nación a nación. Los particulares, en cada sociedad, comienzan a sentir su fuerza; buscan volver a su favor las principales ventajas de esta sociedad, lo que constituye entre ellos un estado de guerra.

Estas dos clases de estados de guerra establecen las leyes entre los hombres. Considerados habitantes de tan gran planeta, en el que es necesario que haya diversos pueblos, tienen leyes en las relaciones que estos pueblos tienen entre sí; y es el Derecho de gentes. Considerado como viviendo en una sociedad que debe ser mantenida, tiene leyes en las relaciones que tienen los que gobiernan con los gobernados; y es el Derecho político. Las tienen también en las relaciones que todos los ciudadanos tienen entre sí; y es el Derecho civil. (…) Una sociedad no podría subsistir sin un gobierno. La reunión de todas las fuerzas particulares (…) forma lo que se llama un Estado político. (…)

Las fuerzas particulares no pueden reunirse sin que se reunan todas las voluntades. La reunión de estas voluntades (…) es lo que se llama estado civil.

La ley, en general, es la razón humana en cuanto gobierna a todos los pueblos de la tierra; las leyes políticas y civiles de cada nación no deben ser más que los casos particulares a los que se aplica la razón humana. Por ello, dichas leyes deben ser adecuadas al pueblo para el que fueron dictadas (…) Deben adaptarse a los caracteres físicos del país, al clima (…) a la calidad del terreno, a su situación, a su tamaño, al género de vida (…) Deben adaptarse al grado de libertad que permita la constitución, a la región (…) inclinaciones (…) riqueza (…) costumbres (…) maneras.

El equilibrio político: división de poderes.

En cada Estado hay tres clases de poderes: el legislativo, el (…) de las cosas pertenecientes al derecho de gentes, y el ejecutivo de las que pertenecen al civil.

Por el primero, el príncipe o magistrado hace las leyes para cierto tiempo o para siempre, y corrige o deroga las que están hechas. Por el segundo, hace la paz o la guerra, envía o recibe embajadores, establece la seguridad y previene las invasiones; y por el tercero, castiga los crímenes o decide las contiendas de los particulares. Este último se llamará poder judicial; y el otro simplemente poder ejecutivo del Estado.

La libertad política, en un ciudadano, es la tranquilidad de espíritu que proviene de la opinión que cada uno tiene de su seguridad; y para que se goce de ella, es preciso que sea tal el gobierno que ningún ciudadano tenga motivo de temer a otro.

Cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallan reunidos en una misma persona (…) entonces no hay libertad, porque es de temer que (…) hagan leyes tiránicas para ejecutarlas del mismo modo.

Así sucede también cuando el poder judicial no está separado del poder legislativo y ejecutivo. Estando unido al primero, el imperio sobre la vida y la libertad de los ciudadanos sería arbitrario, por ser uno mismo el juez y el legislador y, estando unido al segundo, sería tiránico, por cuanto gozaría el juez de la fuerza misma que un agresor.

En en estado en que un hombre solo o una corporación (…) administrasen los tres poderes (…) todo se perdería enteramente. (…)

El poder judicial no debe confiarse a un senado permanente y sí a personas elegidas entre el pueblo en determinadas épocas del año, de modo prescrito por las leyes, para formar un tribunal que dure solamente el tiempo que requiera la necesidad.

De este modo el poder de juzgar, tan terrible en manos del hombre, no estando sujeto a una clase determinada, ni perteneciente exclusivamente a una profesión se hace, por decirlo así, nulo e invisible. Y como los jueces no están presentes de continuo, lo que se teme es la magistrartura y no se teme a los magistrados.

Y es necesario también que en las grandes acusaciones el criminal, unido con la ley, pueda elegir sus jueces, o cuando menos recusar un número tan grande de ellos que los que resten se consideren elegidos por él.

Sobre la libertad.

No hay palabra que haya recibido significados más diferentes y que haya impresionado más a los espíritus de tantas maneras como la de la libertad. Los uno la han tomado por la libertad de deponer a aquel al que habían dado un poder tiránico; los otros, por la facultad de elegir aquel a quien debían obedecer; otros, por el derecho a estar armados y a poder ejercer la violencia; aquéllos, por el privilegio de no ser gobernados más que por un hombre de su nación o por sus propias leyes. (…) Algunos han unido ese nombre a una forma de gobierno y lo han excluido de los otros. (…) En fin, cada uno ha llamado libertad al gobierno que era más conforme con sus costumbres y sus inclinaciones; y como, en una república, no siempre se tiene ante los ojos y de una manera tan presente los instrumentos de los males que se deploran, y también las leyes parecen hablar más y los ejecutores de la ley hablar menos, se les pone ordinariamente en las repúblicas y se la excluye de las monarquías. En fin, como en las democracias el pueblo parece hacer poco más o menos lo que quiere, se ha puesto la libertad en ese tipo de gobierno y se ha confundido el poder del pueblo con la libertad del pueblo.
Es cierto que en las democracias el pueblo parece hacer lo que quiere; pero la libertad política no consiste en hacer lo que se quiera. En un Estado, es decir, en una sociedad en la que haya leyes, la libertad no puede consistir más que en poder hacer lo que se debe querer y no verse obligado a hacer aquello que no se debe querer.
Hay que entender claramente lo que es la independencia y lo que es la libertad. La libertad es el derecho de hacer lo que las leyes permiten; y si un ciudadano pudiera hacer lo que prohiben, ya no habría libertad, porque los otros tendrían ese mismo poder.
La democracia y la aristocracia no son estados libres de por sí. La libertad política no se halla más que en los gobiernos moderados (…) cuando no se abusa de su poder; pero es una experiencia eterna que todo hombre que tiene poder se ve inclinado a abusar de él; y así lo hace hasta que encuentra algún límite. ¿Quién lo diría? Hasta la virtud necesita límites.
Para que no se pueda abusar del poder, es preciso que, por la disposición de las cosas, el poder detenga al poder.

Montesquieu

1689-1755. Charles-Louis de Secondat. Escritor y político francés uno de los representantes más destacados del pensamiento de la Ilustración

Libros de Montesquieu

La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los demás para que los demás nos los hagan grandes.

Más frases sobre: Amistad

Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.

Más frases sobre: Grandeza

A la mayoría de las personas prefiero darles la razón rápidamente antes que escucharlas.

Más frases sobre: Razón

Cuando un gobierno dura mucho tiempo se descompone poco a poco y sin notarlo.

Más frases sobre: Gobierno

Cuando se busca tanto el modo de hacerse temer se encuentra siempre primero el de hacerse odiar.

Más frases sobre: Tiranías

No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia.

Más frases sobre: Tiranías

Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento.

Más frases sobre: Historia

Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad.

Más frases sobre: Felicidad

Para obtener éxito en el mundo, hay que parecer loco y ser sabio.

Más frases sobre: Éxito

El hombre de talento es naturalmente inclinado a la crítica, porque ve más cosas que los otros hombres y las ve mejor.

Más frases sobre: Crítica

Barón de Montesquieu

(Charles-Louis de Secondat, barón de Montesquieu) Pensador francés (La Brède, Burdeos, 1689 – París, 1755). Perteneciente a una familia de la nobleza de toga, Montesquieu siguió la tradición familiar al estudiar Derecho y hacerse consejero del Parlamento de Burdeos (que presidió de 1716 a 1727). Vendió el cargo y se dedicó durante cuatro años a viajar por Europa observando las instituciones y costumbres de cada país; se sintió especialmente atraído por el modelo político británico, en cuyas virtudes halló argumentos adicionales para criticar la monarquía absoluta que reinaba en la Francia de su tiempo.

ikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a: navegación, búsqueda

Para otros usos de este término, véase Montesquieu (desambiguación).

Charles Louis de Secondat, Baron de Montesquieu.

Charles Louis de Secondat, Señor de la Brède y Barón de Montesquieu (Château de la Brède, 18 de enero de 1689París, 10 de febrero de 1755), fue un cronista y pensador político francés que vivió en la llamada Ilustración.

Es uno de los filósofos y ensayistas ilustrados más relevantes en especial por la articulación de la teoría de la separación de poderes, que se da por descontada en los debates modernos sobre los gobiernos y ha sido introducida en muchas constituciones a lo largo del mundo.

Su pensamiento debe ser enmarcado dentro del espíritu crítico de la Ilustración francesa, patente en rasgos como la tolerancia religiosa, la aspiración de libertad y su concepto de la felicidad en el sentido cívico, si bien se desmarcará de otros autores de la época por su búsqueda de un conocimiento más concreto y empírico en oposición a la abstracción y método deductivo dominantes. Podemos decir que como difusor de la Constitución inglesa y teórico de la separación de poderes se encuentra muy cercano al pensamiento de Locke, en tanto que como autor de las Cartas persas podría situarse próximo a Saint-Simon. Sin embargo, el pensamiento del señor de La Brède es complejo y tiene esa personalidad propia que le convierte en uno de los pensadores más influyentes en el seno de la historia de las ideas políticas.

MONTESQUIEU.

El objetivo del pensamiento político de Montesquieu, expresado en el Espíritu de las leyes, es elaborar una física de las sociedades humanas. Su modelo, tanto en contenido como metodología, está más en la línea de lo experiemntal que lo especulativo. Adopta el análisis histórico, basado en la comparación; arranca de los hechos, observando sus variaciones para extraer de ellas leyes.

En esta obra se nos ofrece, además de la descripción de las idiosincrasias nacionales, las diversas formas de gobierno y sus fundamentos, así como los condicionantes históricos e, incluso, climáticos de éstos, elaboró un novedoso enfoque de las leyes, los hechos sociales y la política: se desvane la clásica oposición entre las tesis iusnaturalistas y escépticas, que atribuían el fundamento de las leyes a la arbitrariedad de los legisladores: consideraba más bien que las leyes proceden de relaciones necesarias derivadas de la naturaleza de las cosas y las relaciones sociales, de forma que no sólo se opuso a la separación entre ley natural y ley positiva sino que consideraba que son complementarias.

Cada pueblo tiene las formas de gobierno y las leyes que son propias a su idiosincrasia y trayectoria histórica, y no existe un único baremo desde el cual juzgar la bondad o maldad de sus corpus legislativos. A cada forma de gobierno le corresponden determinadas leyes, pero tanto éstas como aquéllas están determinadas por factores objetivos tales como el clima y las peculiaridades geográficas que, según él, intervienen tanto como los condicionantes históricos en la formación de las leyes. No obstante, teniendo en cuenta dichos factores, se puede tomar el conjunto del corpus legislativo y las formas de gobierno como indicadores de los grados de libertad a los que ha llegado un determinado pueblo.

La filosofía política se transmuta en una filosofía moral cuando establece un ideal político que defiende es el de la consecución de la máxima libertad aunada a la necesaria autoridad política; rechaza abiertamente las formas de gobierno despóticas. Pero para garantizarla al máximo, Montesquieu considera que es imprescindible la separación de poderes. Muy influenciado por Locke, desarrolla la concepción liberalista de éste, y además de considerar la necesidad de separar el poder ejecutivo del poder legislativo, piensa que también es preciso separar el poder judicial. Esta separación de los tres poderes ha sido asumida y aplicada por todos los gobiernos democráticos posteriores.



Capítulo 1. De las leyes en general.

Las leyes en su más extenso significado, son las relaciones necesarias que se derivan de la naturaleza de las cosas; y, en este sentido, todos los seres tienen sus leyes: la divinidad (…) el mundo material (…) las inteligencias superiores al hombre (…) los brutos (…) los hombres (…) Estas reglas son un relación establecida constantemente (…) cada diversidad es uniformidad; cada cambio es constancia. (…)

El hombre como ser físico, lo mismo que los demás cuerpos, está gobernado por leyes invariables. Como ser inteligente, viola sin cesar las leyes que ha establecido Dios, y varía las que ha establecido él mismo; hace falta que se conduzca y, sin embargo, es un ser limitado; está sujeto a la ignorancia y al error, como todas las inteligencias finitas; incluso pierde los débiles conocimientos que posee. Como criatura sensible se encuentra sometido a mil pasiones; semejante ser podía olvidar a Dios en todo instante. Dios se lo recuerda por las leyes de la religión; semejante ser podía olvidarse en todo instante de sí mismo; los filósofos le han recordado por las leyes de la moral: hecho para vivir en sociedad podía olvidar a los demás; los legisladores le han hecho entrar en sus deberes por las leyes políticas y civiles.

Capítulo 2. De las leyes de la naturaleza.

Anteriores a todas estas leyes son las leyes de la naturaleza, llamadas así porque derivan únicamente de la constitución de nuestro ser. Para conocerlas bien, hay que considerar a un hombre antes del establecimiento de las sociedades. En semejante estado, las leyes que reciben serán las de la naturaleza.

La ley que imprimiendo en nosotros la idea de un creador nos lleva hacia él es la primera (…) por su importancia (…) pero no por el orden. El hombre en su estado natural tendría la facultad de conocer, pero no conocimientos. Es claro que sus primeras ideas no serían ideas especulativas. Pensaría en la conservación (…) Un hombre así sólo sería consciente, al principio de su debilidad; su timidez sería extremada. (…) En estas condiciones cada uno se sentiría inferior a los demás o, todo lo más, igual, de modo que nadie intentaría atacar a otro. La paz sería, pues, la primera ley natural. (…)

Al sentimiento de su debilidad (…) uniría el sentimiento de sus necesidades, y, así, otra ley natural sería la que le inspirase la búsqueda de alimentos. (…) el temor (…) el placer (…) la atracción (…) (…) el conocimiento (…) constituiría la tercera. (…) Y el deseo de vivir en sociedad es la cuarta ley natural.

Capítulo 3. De las leyes positivas.

Tan pronto como los hombres se hallan en sociedad, pierden el sentimiento de su debilidad; cesa la igualdad que existía entre ellos, y comienza el estado de guerra.

Cada sociedad particular llega a sentir su fuerza, lo que produce un estado de guerra de nación a nación. Los particulares, en cada sociedad, comienzan a sentir su fuerza; buscan volver a su favor las principales ventajas de esta sociedad, lo que constituye entre ellos un estado de guerra.

Estas dos clases de estados de guerra establecen las leyes entre los hombres. Considerados habitantes de tan gran planeta, en el que es necesario que haya diversos pueblos, tienen leyes en las relaciones que estos pueblos tienen entre sí; y es el Derecho de gentes. Considerado como viviendo en una sociedad que debe ser mantenida, tiene leyes en las relaciones que tienen los que gobiernan con los gobernados; y es el Derecho político. Las tienen también en las relaciones que todos los ciudadanos tienen entre sí; y es el Derecho civil. (…) Una sociedad no podría subsistir sin un gobierno. La reunión de todas las fuerzas particulares (…) forma lo que se llama un Estado político. (…)

Las fuerzas particulares no pueden reunirse sin que se reunan todas las voluntades. La reunión de estas voluntades (…) es lo que se llama estado civil.

La ley, en general, es la razón humana en cuanto gobierna a todos los pueblos de la tierra; las leyes políticas y civiles de cada nación no deben ser más que los casos particulares a los que se aplica la razón humana. Por ello, dichas leyes deben ser adecuadas al pueblo para el que fueron dictadas (…) Deben adaptarse a los caracteres físicos del país, al clima (…) a la calidad del terreno, a su situación, a su tamaño, al género de vida (…) Deben adaptarse al grado de libertad que permita la constitución, a la región (…) inclinaciones (…) riqueza (…) costumbres (…) maneras.

El equilibrio político: división de poderes.

En cada Estado hay tres clases de poderes: el legislativo, el (…) de las cosas pertenecientes al derecho de gentes, y el ejecutivo de las que pertenecen al civil.

Por el primero, el príncipe o magistrado hace las leyes para cierto tiempo o para siempre, y corrige o deroga las que están hechas. Por el segundo, hace la paz o la guerra, envía o recibe embajadores, establece la seguridad y previene las invasiones; y por el tercero, castiga los crímenes o decide las contiendas de los particulares. Este último se llamará poder judicial; y el otro simplemente poder ejecutivo del Estado.

La libertad política, en un ciudadano, es la tranquilidad de espíritu que proviene de la opinión que cada uno tiene de su seguridad; y para que se goce de ella, es preciso que sea tal el gobierno que ningún ciudadano tenga motivo de temer a otro.

Cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallan reunidos en una misma persona (…) entonces no hay libertad, porque es de temer que (…) hagan leyes tiránicas para ejecutarlas del mismo modo.

Así sucede también cuando el poder judicial no está separado del poder legislativo y ejecutivo. Estando unido al primero, el imperio sobre la vida y la libertad de los ciudadanos sería arbitrario, por ser uno mismo el juez y el legislador y, estando unido al segundo, sería tiránico, por cuanto gozaría el juez de la fuerza misma que un agresor.

En en estado en que un hombre solo o una corporación (…) administrasen los tres poderes (…) todo se perdería enteramente. (…)

El poder judicial no debe confiarse a un senado permanente y sí a personas elegidas entre el pueblo en determinadas épocas del año, de modo prescrito por las leyes, para formar un tribunal que dure solamente el tiempo que requiera la necesidad.

De este modo el poder de juzgar, tan terrible en manos del hombre, no estando sujeto a una clase determinada, ni perteneciente exclusivamente a una profesión se hace, por decirlo así, nulo e invisible. Y como los jueces no están presentes de continuo, lo que se teme es la magistrartura y no se teme a los magistrados.

Y es necesario también que en las grandes acusaciones el criminal, unido con la ley, pueda elegir sus jueces, o cuando menos recusar un número tan grande de ellos que los que resten se consideren elegidos por él.

Sobre la libertad.

No hay palabra que haya recibido significados más diferentes y que haya impresionado más a los espíritus de tantas maneras como la de la libertad. Los uno la han tomado por la libertad de deponer a aquel al que habían dado un poder tiránico; los otros, por la facultad de elegir aquel a quien debían obedecer; otros, por el derecho a estar armados y a poder ejercer la violencia; aquéllos, por el privilegio de no ser gobernados más que por un hombre de su nación o por sus propias leyes. (…) Algunos han unido ese nombre a una forma de gobierno y lo han excluido de los otros. (…) En fin, cada uno ha llamado libertad al gobierno que era más conforme con sus costumbres y sus inclinaciones; y como, en una república, no siempre se tiene ante los ojos y de una manera tan presente los instrumentos de los males que se deploran, y también las leyes parecen hablar más y los ejecutores de la ley hablar menos, se les pone ordinariamente en las repúblicas y se la excluye de las monarquías. En fin, como en las democracias el pueblo parece hacer poco más o menos lo que quiere, se ha puesto la libertad en ese tipo de gobierno y se ha confundido el poder del pueblo con la libertad del pueblo.
Es cierto que en las democracias el pueblo parece hacer lo que quiere; pero la libertad política no consiste en hacer lo que se quiera. En un Estado, es decir, en una sociedad en la que haya leyes, la libertad no puede consistir más que en poder hacer lo que se debe querer y no verse obligado a hacer aquello que no se debe querer.
Hay que entender claramente lo que es la independencia y lo que es la libertad. La libertad es el derecho de hacer lo que las leyes permiten; y si un ciudadano pudiera hacer lo que prohiben, ya no habría libertad, porque los otros tendrían ese mismo poder.
La democracia y la aristocracia no son estados libres de por sí. La libertad política no se halla más que en los gobiernos moderados (…) cuando no se abusa de su poder; pero es una experiencia eterna que todo hombre que tiene poder se ve inclinado a abusar de él; y así lo hace hasta que encuentra algún límite. ¿Quién lo diría? Hasta la virtud necesita límites.
Para que no se pueda abusar del poder, es preciso que, por la disposición de las cosas, el poder detenga al poder.

Montesquieu

1689-1755. Charles-Louis de Secondat. Escritor y político francés uno de los representantes más destacados del pensamiento de la Ilustración

Libros de Montesquieu

La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los demás para que los demás nos los hagan grandes.

Más frases sobre: Amistad

Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.

Más frases sobre: Grandeza

A la mayoría de las personas prefiero darles la razón rápidamente antes que escucharlas.

Más frases sobre: Razón

Cuando un gobierno dura mucho tiempo se descompone poco a poco y sin notarlo.

Más frases sobre: Gobierno

Cuando se busca tanto el modo de hacerse temer se encuentra siempre primero el de hacerse odiar.

Más frases sobre: Tiranías

No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia.

Más frases sobre: Tiranías

Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento.

Más frases sobre: Historia

Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad.

Más frases sobre: Felicidad

Para obtener éxito en el mundo, hay que parecer loco y ser sabio.

Más frases sobre: Éxito

El hombre de talento es naturalmente inclinado a la crítica, porque ve más cosas que los otros hombres y las ve mejor.

Más frases sobre: Crítica

Barón de Montesquieu

(Charles-Louis de Secondat, barón de Montesquieu) Pensador francés (La Brède, Burdeos, 1689 – París, 1755). Perteneciente a una familia de la nobleza de toga, Montesquieu siguió la tradición familiar al estudiar Derecho y hacerse consejero del Parlamento de Burdeos (que presidió de 1716 a 1727). Vendió el cargo y se dedicó durante cuatro años a viajar por Europa observando las instituciones y costumbres de cada país; se sintió especialmente atraído por el modelo político británico, en cuyas virtudes halló argumentos adicionales para criticar la monarquía absoluta que reinaba en la Francia de su tiempo.

Post tags:

Nov

AL LEER EL PERIÓDICO DE EXTREMADURA VEO ESTA NOTICIA,Y COMO SIEMPRE ,EN MIS WEBS . www.viriato-viera.com , www.rfdiberia.com ,he querido insertarla,para la MEMORIA HISTÓRICA,y,para los miles de lectores de las mismas.-Soy UN DINOSAURIO POLÍTICO,viví la REPÚBLICA,II GUERRA MUNDIAL,LA FERREA DICTADURA DE GENERALÍSIMO FRANCO,LA MAL LLAMADA TRANSICIÓN “DEMOCRÁTICA”, con su CARTA MAGANA,-llamada por mi: LA GRAN TARTA REAL.-Y AHORA UNA MAFÍA INTRODUCIDA,NADA MÁS Y NADA MENOS QUE EN LA CASA REAL,POR EL SEÑOR ESPOTORNO,JEFE DE LA CASA DEL REY JUAN CARLOS I.-
Esta noticia pertenece a la edición en papel de El Periódico Extremadura.

Esta semana la ciudadanía ha vuelto a asistir a una petición de perdón que ha abierto los telediarios. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asediado por varios casos de corrupción en el PP conocidos en las últimas semanas, se disculpó por los escándalos y destacó que si se

LADRONES ,MAFIOSOS,Y GENTE INDESEABLE.-

LADRONES ,MAFIOSOS,Y GENTE INDESEABLE.-

están investigando es porque el sistema “funciona”. Mencionó a la Agencia Tributaria, las fuerzas de seguridad y la justicia, pero un repaso a los casos más relevantes que afectan al PP y otros partidos demuestran que, muchas veces, esas tres instituciones se han puesto en marcha después de que ciudadanos o medios de comunicación destaparan los escándalos. Aquí hay varios ejemplos.

 

‘CASO MALAYA’ En el año 2005, la declaración de un funcionario de los servicios jurídicos del departamento de Urbanismo de Marbella, que fue apartado por no plegarse a los deseos de Juan Antonio Roca, el cerebro de la trama, puso a la justicia sobre la pista de los negocios ilícitos del ayuntamiento. Fue el primer gran escándalo de corrupción que afectó a políticos, empresarios y varios miembros de la farándula.

 

‘CASO DE LOS ERE’ Este escándalo deriva de otro, el Mercasevilla, que fue destapado porque dos empresarios denunciaron que les habían reclamado una comisión ilegal para poder instalar una escuela de hostelería en los terrenos del mercado central de abastos. A partir de ahí, comenzó la investigación permitió que descubrir que Mercasevilla había costeado dos ERE y que había algunos “intrusos”, personas que nunca habían trabajado en esa empresa y que fueron indemnizadas. Este asunto ha salpicado a los expresidentes del PSOE José Antonio Griñán y Manuel Chaves.

‘CASO G RTEL’ El ya exconcejal en Majadahonda José Luis Peñas grabó durante dos años al cabeza de la trama, Francisco Correa, hablando sin pudor de comisiones, contratos, regalos y favores, y acudió a denunciarlo ante la fiscalía anticorrupción. Así empezó la investigación de una red de corrupción política vinculada al PP.

 

LOS PAPELES DE BARCENAS El Mundo y El País publicaron las primeras informaciones sobre los papeles que guardaba el extesorero del PP, que supuestamente reflejaban el pago en b de sobresueldos a dirigentes. El juez ha imputado al exsecretario general Angel Acebes.

 

TARJETAS ‘BLACK’ La existencia de las tarjetas black de Caja Madrid se descubrieron gracias a una auditoría de Bankia. La nueva dirección ordenó una investigación tras ver los correos de Miguel Blesa que publicó eldiario.es y que fueron facilitados por el Partido X (de Hervé Falciani, extrabajador del HSBC) a través de un anónimo.

 

‘CASO PUJOL FERRUSOLA’ La confesión de María Victoria Alvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, ante la policía inició la investigación. La Audiencia Nacional investiga su fortuna, que las fuerzas de seguridad vinculan a la “corrupción política”.

 

‘OPERACION PUNICA’ Y ‘NOOS’ Solo dos escándalos recientes se han conocido gracias a las instituciones: la operación Púnica , de comisiones ilegales, y el caso Nóos , que afecta a Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, y que deriva del Palma Arena. El primero, en el que están implicados varios partidos, ha saltado por la nueva política de información entre países para luchar contra el blanqueo y, el segundo, porque el fiscal y el juez investigaron el sobrecoste del velódromo Palma Arena (se licitó en 43 millones de euros y costó 110).

 

 

 

 

Monago
visitaba a una amiga en Tenerife dos veces al mes con cargo al Senado

http://www.eldiario.es/eldiarioex/Monago_0_321967847.html

Las líneas rojas
de IU en Ganemos Madrid

Monago visitaba a una amiga en Tenerife dos veces al mes con cargo al Senado

Olga M. H. confirma
los viajes del presidente extremeño

Monago convoca por sorpresa una rueda de prensa este viernes para
dar explicaciones

Pablo Sánchez / José L. Aroca

49 Comentarios

07/11/2014 – 08:18h

Antonio-Monago-Junta-Extremadura-GobEx_EDIIMA20141106_0857_17
Antonio-Monago-Junta-Extremadura-GobEx_EDIIMA20141106_0857_17

José Antonio Monago, presidente de la Junta de Extremadura. /
GobEx

más
INFO

 

Monago realizó más
de 30 viajes a Canarias con cargo al Senado, y no aclara los motivos

Los
viajes del presidente extremeño José Antonio Monago a Canarias tenían muy poco
de oficial, pese a que el PP de Extremadura y el grupo parlamentario en el
Senado han tratado de taparlo. Eran viajes de carácter privado. Así lo ha
asegurado la mujer con la que supuestamente mantenía en esa época una amistad y
por la que el líder del PP extremeño realizó esos viajes a Tenerife dos veces
al mes, entre los años 2009 y 2010.

Según
cuentan la Cadena SER y el diario Público, ambos con testimonios de la propia
interesada, Olga M. H. era el motivo de los frecuentes viajes de Monago a
Tenerife. En total fueron 35 viajes a un coste de mercado de unos 1.000 euros
por cada vuelo. Aunque con las contrataciones que lleva a cabo el Senado de
manera global, el precio pudiera reducirse casi a la mitad.

Olga M. H.,
venezolana, lleva varios años afincada en Tenerife y es militante del PP. Hace
cuatro años, apoyada por el presidente del PP local, comenzó una incipiente
carrera política y ha desempeñado un cargo político de libre designación en el
Tagoror (junta de distrito), en el que actúa como enlace entre vecinos y cargos
públicos.

En
declaraciones a ambos medios, Olga M. H. asegura que tuvo una relación con
Monago durante ese periodo, aunque reconoce que no tiene la menor idea de si
los vuelos eran pagados por el entonces senador extremeño o por la Cámara Alta.

Según ha
podido confirmar eldiario.ex, Monago sigue contando con respaldo en el seno del
PP y uno de sus últimos actos públicos fue la coronación de Felipe VI.